quaderns

bitàcola de l'ies emili darder|web instituto | Contacto

Premios Andersen 2006 de Literatura Infantil y Juvenil

fabian | 03 Abril, 2006 15:10

Este fin de semana se han concedido los Premios Andersen de Literatura Infantil y Juvenil. Estos premios se conceden cada dos años desde 1956 (Ver lista de ganadores) a un escritor y a un ilustrador.

escritora

Margaret Mahy es la galardonada este año. Nació en 1936 en Whakatane, Nueva Zelanda. Tras sus estudios trabajó de bibliotecaria, desde 1955 hasta 1980, al mismo tiempo que escribía libros. En esta última fecha decidió dedicarse enteramente a la escritura.

Algunos de sus libros han sido traducidos al Castellano. Así, para adolescentes, en la Colección Periscopio de Edebé encontramos Espacios Peligrosos. También, en la Serie Roja del Barco de Vapor, en su número 100, Dedos en la nuca, una antología de cuentos, se encuentra el que da título al libro de la autora premiada.

Wolf Erlbruch

Para edades menores, se encuentran El secuestro de la bibliotecaria, de Alfaguara, en cuya web podemos leer una reseña sobre la autora. Para edades de 6 a 8 años, en el Grupo Editorial Norma hay dos libros: "El muchacho que inventaba historias y otros cuentos" y "Rescate con el chicle y otras historias", ambos ilustrados por Esperanza Vallejo.

El Premio Andersen a la ilustración se ha concedido a Wolf Erlbruch, nacido en 1948 en Wuppertal (Alemania).

oso
Ver en Cuatrogatos El milagro del oso


"Los cinco horribles" en Editorial Juventud

Aquí es donde entra en juego mi libro ilustrado favorito, Nachts (Por la Noche). En este libro, la verdadera esencia de cualquier buena ilustración -el modo en el que el mundo del texto se refleja y se transforma en imágenes- se convierte en el tema y principio guía del libro. Estamos en mitad de la noche y el pequeño Fons no puede dormir, así que despierta a su padre y juntos caminan por la ciudad negra como la pez. Y mientras las cosas más extraordinarias están sucediendo a su alrededor, el padre camina de la mano de su hijo, arrastrando los pies, con los ojos apenas abiertos, insistiendo en que todo el mundo está durmiendo y no hay nada que ver. No se da cuenta de que hay un pez empujando una cuna con una fresa, que el puente es en realidad la espalda de un perro, que un gorila le ha echado una mano a su hijo. ¡No ve nada de todo eso! Al final del libro, el padre vuelve a estar acurrucado en la cama y, por supuesto, insiste en que por la noche no pasa absolutamente nada: "Sólo está oscuro." Este maravilloso librito se puede leer como un exhaustivo comentario sobre la diferencia entre niños y adultos.

De cómo las historias simples se convierten en grandes libros.

 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb