quaderns

bitàcola de l'ies emili darder|web instituto | Contacto

Los jóvenes imparten justicia en el instituto

fabian | 10 Maig, 2006 15:06

Ayer en el instituto hubo un acto importante que hoy ha salido publicado en todos los periódicos de Palma. En el Salón de Actos se celebró un interesante juicio, dirigido por el juez don Francisco Martínez. Fue un acto organizado por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y la conselleria de Educación y Cultura dentro del programa Educar en justicia. Yo no pude asistir por encontrarme dando clases, pero las opiniones de los asistentes son muy positivas.

Transcribo a continuación la noticia escrita por Silvia Velert y publicada en el Diario de Mallorca al que añado algunas fotos.

Los jóvenes imparten justicia en el instituto por Silvia Velert

Un grupo de estudiantes de 4º de ESO del instituto Emili Darder formaron parte ayer de la recreación de un juicio

Inma Mérida es estudiante de 4º de ESO del instituto Emili Darder. Ayer dejó de ser una alumna durante un tiempo para convertirse en una experta en un juicio en el que se juzgaba a su compañero de clase, Carlos Falla. Otros alumnos se sumaron en calidad de fiscal, abogado defensor, acusado, víctima y testigo. Al finalizar el juicio Mérida lo calificaba como "interesante porque he aprendido mucho".
Se trataba de una vista simulada incluida dentro del programa ´Educar en justicia´, que se llevará a cabo en diferentes institutos de Balears, organizada por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y la conselleria de Educación y Cultura. De este modo los estudiantes de entre 12 y 16 años de edad podrán conocer de cerca el ámbito judicial.

En realidad tanto Mérida como Falla fueron protagonistas de la recreación de un juicio real con los nombres cambiados. Falla interpretó el papel del acusado Andreu Sánchez que había roto un diente y un labio a Joan. Al final se le impuso una sentencia de libertad vigilada durante seis meses.
Antes de empezar el juicio de menores el juez Francisco Martínez les explicó la situación de cada miembro: "El fiscal se coloca siempre a la izquierda y el abogado defensor a la derecha. Primero interviene el fiscal y después el abogado defensor". Un grupo de sesenta alumnos seguía con atención la vista. Martínez les advirtió que el acusado siempre tiene que tener la oportunidad de decir unas últimas palabras.

Francisco Martínez fue ayer el encargado de resolver todas las dudas a los estudiantes. Ha sido titular de los juzgados de Inca y Manacor y de lo penal además de juez decano. La responsable de comunicación del CGPJ, María Ferrer, entrevistó al juez después de la proyección de un vídeo sobre los conceptos básicos de la justicia. Entre las preguntas de esta entrevista destacaron: ¿Qué diferencias hay entre la justicia americana, que se ve en las películas americanas, y la española?; ¿Son delitos un homicidio o un allanamiento de morada?; ¿Por qué decidió dedicarse a la justicia?; ¿A la hora de tomar una decisión final ha tenido dudas?; ¿Cuál es la diferencia entre juez y magistrado?

Los alumnos también tuvieron su turno de preguntas. Las cuestiones que plantearon los jóvenes y las respuestas del juez fueron curiosas y variadas. La primera cuestión fue de plena actualidad. ¿Qué opina de la pena de muerte? ¿Cree que vale la pena esta medida? El juez Francisco Martínez matizó que no es aplicable en ningún país europeo porque la vida humana se considera un valor superior y en los países en los que se aplica no está demostrado que sea eficaz.

¿Si un familiar del juez es juzgado puede defenderlo?; ¿Se puede reducir la pena al condenado?; ¿Cuánto dura un juicio?; ¿Ha participado en juicios muy importantes?; ¿Hay alguna diferencia entre un mayor y un menor de edad a la hora de impartir justicia?. Éstas fueron otras de las dudas de los estudiantes. Sin embargo, algunas otras despertaron un mayor interés e incluso las risas de los asistentes.

¿Cómo sabéis que alguien no está jurando en falso?; "Eso nunca se pude saber aunque sí puedes advertirle que incurrirá en un delito si no dice la verdad", precisó Martínez mientras sonreía. Otro alumno se preguntaba si siempre se jura sobre una biblia. En esta cuestión fue más categórico: "No. Cabe recordar que España es un estado aconfesional al margen del peso de la Iglesia católica".

La duda que generó más risas y asombro entre el juez Martínez y los presentes fue la de un alumno sentado en la última fila que espetó: "Un transexual, ¿iría a una cárcel de hombres o de mujeres?". Tras reflexionar unos momentos Martínez meditó la contestación: "Si es varón irá a una cárcel de hombres. Algunos se someten a intervención quirúrgica y solicitan por vía judicial su condición de mujeres".

Tomado del Diario de Mallorca Digital del miércoles, 10 de mayo de 2006

 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb