quaderns

bitàcola de l'ies emili darder|web instituto | Contacto

Sellos de correos, 2005 Enero a mayo

fabian | 18 Maig, 2005 10:17

Cada medio año, aproximadamente, recorro las páginas de Correos en que muestra los sellos recientes. Recojo las imágenes y las añado al álbum de sellos. Luego me gusta recoger información sobre los sellos que más me han llamado la atención.

centenario del Quijote
IV centenario de la publicación del Quijote

No podía faltar la celebración del Quijote. Tampoco queda sin celebrar con un sello el Año mundial de la Física. Otro aniversario es el 150 aniversario del telégrafo en España.

telégrafo Morse

Año mundial de la Física

El 22 de abril de 1855 se promulgó la Ley que autorizaba al Gobierno a plantear "un sistema complejo de líneas electro-telegráficas que pongan en comunicación a la Corte con todas las capitales de provincia y departamentos marítimos y que lleguen a las fronteras de Francia y Portugal". Esta fecha, de la que se cumple el 150 aniversario, es considerada como el punto de arranque de la telegrafía eléctrica en España y la filatelia lo conmemora con la emisión de un sello que reproduce un manipulador Morse; el más emblemático y universal de los sistemas de transmisión.

En política se vivían momentos convulsos, de revueltas y algaradas que precisaban de una comunicación rápida para controlar el orden público, y los distintos gobiernos no dudaron en apoyar una política de inversión que se inició en 1852 con la aprobación para construir la primera línea Madrid-Irún. El proyecto se encargó al Brigadier José María Mathé, director de Telégrafos, y a finales de 1854 se daba por concluido. El primer telegrama, de uso oficial exclusivo, fue la transmisión del discurso de la Reina Isabel II en la apertura del Parlamento, que llegaría hasta París. El 1 de marzo de 1855 el telégrafo se inauguraría como servicio público y el 22 de abril del mismo año se aprobó la importante Ley que preveía la instalación de cinco grandes líneas que, partiendo de Madrid y de forma radial, comunicarían todas las capitales de provincias y ciudades más importantes. La segunda fase de construcción se amplió a las islas Baleares, Ceuta y a numerosas líneas transversales, de tal forma que en 1865 se contó con una red que superaba los 11.000 Km de líneas y un total de 215 oficinas.

Era el inicio de la telegrafía, de gran importancia -según las revistas de la época- para la sociedad y el comercio, los banqueros, los manufactureros, los propietarios de buques y compañías de seguros, los jurisconsultos y la prensa, que adoptó "un estilo de crónica ágil, resumida y con abundancia de datos".

Canciones y cuentos populares
Canciones y cuentos populares

farmacopea

El valor dedicado a la Primera Real Farmacopea Española conmemora la aparición de la obra Officina Medicamentorum, libro de más de 400 páginas que reúne todo el saber de la época, en cuanto a la elaboración de medicamentos de origen vegetal, animal y mineral, cuya portada se reproduce en el sello. Este volumen, iniciado en 1601 por farmacéuticos valencianos del Col.legi dels Apothecaris de la Ciutat y Regne de Valencia, el Colegio de Farmacéuticos más antiguo del mundo, fue terminado en 1603. Un año después sería distribuido por los territorios españoles y extranjeros pertenecientes entonces a la Corona de Aragón. Esta edición autorizada por el rey Felipe III está considerada como la Primera Real Farmacopea Española. La obra es el código de especificaciones que han de satisfacer los medicamentos y sus materias primas. Es por tanto un texto oficial de máxima importancia, pues sirve para garantizar la fabricación de medicamentos, asegurar la calidad y protección de la salud de los consumidores. El término griego farmacopea significa "cómo hacer medicamentos".

Officina Medicamentorum

El circo
El circo

Abanicos

Los abanicos que se muestran en esta emisión dedicada a Patrimonio Nacional 2005 son: uno del siglo XVIII, de tema costumbrista y asunto urbano, que reproduce una estampa popular madrileña y pertenece a la colección del Palacio Real de Madrid; y dos más, pertenecientes a los fondos del Palacio Real de Aranjuez, uno del siglo XVIII, cuyo país está decorado con escenas mitológicas de ninfas, amorcillos y faunos, y otro del XIX, decorado con flores y guirnaldas. Los tres son plegables, según su tipología, ya que en su estructura imitan las alas de un murciélago o "komori", al menos así los vio un fabricante japonés del siglo VII d. C. Poseen todas las características y estructura, propias de los así denominados: país (tela pintada o decorada, encaje y seda), rivete, fuente, varillaje, guía, guarda, boleta, ojo y guardapulgar. Fueron pintados a mano por artesanos acreditados de la época.

El abanico plegable apareció por vez primera en España en el siglo XVI, centuria en la que surgen los primeros abaniqueros aquí. Sin embargo, en éste y en siglos posteriores, la importación de ejemplares procedentes de Italia y Francia fue tan importante que el rey Carlos II en 1679 se vio obligado a limitarla. Se sabe que en el siglo XVIII había en Madrid numerosos artesanos abaniqueros, aunque será Valencia la que se consolide como centro productor. Es por ello que en 1802 se instale allí la Real Fábrica de Abanicos. Desde entonces, los grandes centros productores son Valencia, Aldaya y Godella.

Patrimonio Nacional: Abanicos

Otras páginas:

Sellos 2004
Álbum de sellos

 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb